7 leches vegetales como alternativa saludable, ligera y digestiva

La leche vegetal (o bebida vegetal) es aquella que no proviene del mundo animal y que por tanto se suele digerir mejor y es una forma excelente de mantener una alimentación sana. Tanto para personas que siguen una dieta vegana, como para aquellas que no, las leches vegetales tienen grandes beneficios para la salud. Estas representan una alternativa al consumo de la leche de vaca que para muchas personas conlleva varios inconvenientes como la mala digestión, mucosidades, intolerancia a la lactosa, etc.

Las leches vegetales suelen ser elaboradas a base de agua e ingredientes vegetales, no tienen lactosa y tampoco colesterol. Por su composición, es fácil de asimilar y de digerir y no tienen tanta grasa como la leche de vaca por lo que se recomienda para la buena salud cardiovascular. Además, tienen un alto aporte vitamínico, especial mente del grupo B. Hoy te traemos siete alternativas vegetales a la leche animal y te explicamos sus beneficios y propiedades.

1. Leche de almendras

La leche de almendras tiene un alto valor nutritivo. Por ejemplo, es uno de los frutos secos que más aporte de vitamina E tiene, una vitamina que casi siempre tenemos por debajo de lo recomendable y que es muy importante por su labor antioxidante. La leche de almendras se recomienda para personas lactantes, embarazadas, enfermas nerviosas o anémicas porque tiene muchos minerales y vitaminas. En niños es perfecta porque tiene un aminoácido que es esencial para su desarrollo: la L-arginina. Para el cerebro es muy beneficiosa porque tiene mucho potasio, que ayuda al funcionamiento de nuestros tejidos. Para hacernos una idea de su aporte al colesterol, diremos que se ha constatado que su consumo reduce el nivel de colesterol en mayor medida incluso que el aceite de oliva.  Además, da una sensación de saciedad que viene bien en procesos de regímenes dietéticos.

 

leche almendra ricos manajres

 

2. Leche de soja

Quizás la leche de soja sea la más popular de todas en el mundo occidental. Sin embargo, su procedencia llega desde la antigua China. Es excelente para personas con intolerancia a la lactosa porque no la posee y no necesita enzimas para ser digerida. Ayuda a mantener estables tus niveles de azúcar en sangre y por eso es perfecta para personas con diabetes. A partir de cierta edad, la leche de soja es perfecta para bajar el colesterol malo y los triglicéridos, dada su composición rica en isoflavonas, proteínas y ácidos grasos y proteínas. También favorece una mejora en la circulación, lo que se traduce en menos riesgo de enfermedades cardíacas y arteriosclerosis. Su contenido en calcio es muy alto, ayuda a la cicatrización y beneficia a los huesos. Es rica en potasio, magnesio y otros minerales.

 

leche soja ricos manjares

 

3. Leche de arroz

La leche de arroz se obtiene con la fermentación de los granos de arroz integrales, que son molidos y cocidos. Es una bebida dulce que no contiene gluten y que es bastante fácil de digerir. Se le asigna un poder sobre el estado de ánimo pues contiene triptófano y vitaminas del grupo B, elementos claves para el equilibrio de nuestro sistema nervioso. Es una bebida rica en ácidos grasos esenciales y posee también propiedades de control de la tensión alta y depurativas. A diferencia de otras leches vegetales, la leche de arroz tiene muchas menos calorías que la leche de avena, la de soja y la de almendras, por lo que puede ser beneficiosa para personas con problemas de peso que van en búsqueda de una vida más saludable.

 

leche arroz ricos manjares

 

4. Leche de chufa u Orchata

La bebida de chufa, bebida vegetal de chufa o leche de chufa, seguramente la conoces por su nombre común: horchata de chufa. Esta bebida típica en España, se prepara a partir del tubérculo que se lava, tritura y macera. Luego se prensa varias veces y se puede añadir o no azúcar. Es rica en fósforo, calcio, magnesio, hierro, y vitaminas C y E. Es fácil de digerir porque contiene muchas enzimas que facilitan esta tarea, además, no tiene lactosa ni gluten y contiene poco sodio. Es recomendada para personas que sufren de hipertensión o diarreas moderadas.

 

horchata ricos manjares

 

5. Leche de cebada

La cebada, ingrediente de la bebida de cebada, es un producto muy fácil de conseguir en Europa porque proviene de la malta, un cereal que abunda en occidente y que tiene mucho valor nutricional. El consumo de la leche de cebada ayuda a reducir el colesterol malo en la sangre y tiene una característica sorprendente: sustancias anticancerígenas. También contiene calcio, fósforo, hierro y vitamina B. Si la pruebas notarás que es muy refrescante y que elimina la sed,debes saber que es perfecta para prevenir la deshidratación en el verano.

 

leche cebada ricos manjares

 

6. Leche de avena

La avena tiene un gran contenido en fibra y la bebida de avena que de ella se crea, es un gran fortalecedor de tu sistema digestivo. Su consumo disminuye el riesgo de obesidad, colesterol alto, diabetes, problemas estomacales, etc. La leche de avena tiene más proteínas que el arroz, que el maíz y que la cebada y te asegura energía. Tiene ácidos grasos esenciales y vitaminas que no son fáciles de encontrar en la dieta diaria como la E. Se puede tomar fría o caliente y también es buena para cocinar. Puedes probarla en salsas, cremas, purés y postres y no te defraudará.

leche avena ricos manjares

7. Leche de avellana

Esta deliciosa bebida de avellana ayuda a prevenir la osteoporosis y controla la hipertensión. Su principal potencial es que tiene ácido oleico y L-arginina, ambos clave para tener un corazón fuerte y resistente. Proporciona oligoelementos y minerales como el cobre, manganeso, calcio, potasio y fósforo. Las avellanas también contienen vitamina E y B6. La puede tomar incluso el recién nacido y las embarazadas porque tienen ácido fólico. La leche de avellanas tiene mucha fibra vegetal en su mayoría insoluble, beneficiosa para evitar el estreñimiento y beneficiar el tránsito.

 

leche avellana ricos manjares

 

La leche vegetal o bebidas vegetales no son una moda actual. En Europa, desde hace siglos, se solían recoger frutos secos de los bosques que se conservaban por mucho tiempo en las casas para hacer los emulsionados. Se molían y filtraban los frutos para hacer una leche que se usaba en cocina y como bebida. Este recurso fue muy importante para las familias que no tenían forma de conservar la leche de procedencia animal. Esta antigua usanza escondía excelentes propiedades beneficiosas par a la salud y hoy está nuevamente y más que nunca a nuestro alcance. ¿Te animas a probarlas?

Imágenes: VGstockstudio, Looker_Studio, 1989studio, Guiyuan Chan, bonchan, eAlisa, Timmary, matka_Wariatka

Sin comentarios a "7 leches vegetales como alternativa saludable, ligera y digestiva"

    Comentar

    La dirección de email no será publicada